Si bien esta actividad puede ajustarse totalmente a tus necesidades e intereses, en principio se desarrollaría de la siguiente manera:

 

Unos días antes de la salida fotográfica nos ponemos en contacto para acordar la localización y empezamos a planear tu sesión tal preparo las mías. El día acordado llegamos como mínimo dos horas antes del "atardecer" para conocer el terreno, buscar los posibles encuadres, alistar el equipo y resolver las dudas que puedas tener (hiperfocal, enfoque, calculo de la exposición, etc.). Una vez sea el momento oportuno para empezar a tomar fotos disfrutaremos al menos de tres horas en las cuales estaré apoyándote en lo que necesites, yo no tomaré fotos, solo tú! Luego de la sesión quedamos en contacto vía email para solucionarte cualquier pregunta que puedas tener.